Carrito

Cerrar

Finalizar compra

To be determined Envío
0,00 € Total

No products

Finalizar compra

Filtros

Cerrar
Sequedad Vaginal

Sequedad Vaginal

Hay 52 productos.

La sequedad vaginal es una enfermedad que no afecta solo a las mujeres con menopausia, también puede afectar las adolescentes. 

Filtrar
Mostrando 1 - 52 de 52 productos

¿Qué son los lubricantes para mujer?

La sequedad vaginal o falta de lubricación en la zona genital, es un trastorno hormonal muy frecuente en las mujeres que se produce por ausencia o escasez de flujo vaginal. Es un problema que afecta a la salud íntima de la mujer y, sobre todo a sus relaciones sexuales. Aunque se trata de una molestia que suele asociarse con la menopausia, lo cierto es que puede producirse a cualquier edad incluso en la adolescencia. 

La sequedad vaginal es una de las consultas ginecológicas más frecuentes. También conocida como atrofia vaginal, la sequedad vaginal, se produce, generalmente, por una disminución en los ovarios de los niveles de estrógenos, lo que conlleva que el área genital, no produzca flujo vaginal y aparezcan síntomas muy molestos como picor, ardor y dolor vaginal. Esta situación se vuelve excesivamente dolorosa a la hora de mantener relaciones sexuales, llegando incluso a sangrar en el peor de los casos. 

Se trata de un problema de salud femenina, sin embargo el mayor porcentaje de consultas ginecológicas demuestra que la principal preocupación de las usuarias no es la sequedad en la rutina diaria, sino la repercusión que esta dolencia tiene en su actividad sexual. Las mujeres ven afectadas sus relaciones sexuales que por dolor van disminuyendo progresivamente. El problema de la sequedad vaginal se produce por una falta de lubricación natural, el mayor porcentaje de mujeres que sufren este problema se observa una vez llegada la etapa de la menopausia. 

Aunque existen remedios muy sencillos y eficaces para acabar con este problema, siempre es conveniente acudir al ginecólogo, para conocer un tratamiento personalizado en función de la gravedad del asunto. Los tratamientos más adecuados para este tipo de trastornos, suelen ser los lubricantes para mujer, las cremas hidratantes y/o la terapia hormonal local. Independientemente del tratamiento que se siga, un buen gel lubricante, siempre será un buen aliado, sobre todo durante las relaciones sexuales para minimizar el dolor y la irritación. Los lubricantes a base de agua o silicona suelen ser los que mejor humedecen la zona, facilitando las relaciones sexuales. 

Sin embargo, otra de las principales causas de la sequedad vaginal en el caso de mujeres jóvenes, es el uso continuado de tampones durante la menstruación ya que estos absorben mucha humedad. Existe una idea generalizada de que la sequedad solo aparece a partir de cierta edad, pero también determinados hábitos contribuyen a su aparición. Determinados medicamentos y anticonceptivos puede causar o empeorar la sequedad, las infecciones vaginales también pueden alterar el equilibrio de la flora vaginal, el estrés, la diabetes, las alergias a algunos productos de higiene que puedan irritar la zona íntima, el tabaco, o hasta incluso, durante el embarazo puede producirse una falta de lubricación de las paredes vaginales. 

Además de los tratamientos anteriormente comentados, se puede evitar la sequedad vaginal tomando una serie de precauciones en la rutina diaria. Utilizar productos íntimos naturales puede ayudar a mejorar tu higiene íntima, así como también elegir jabones hipoalergénicos y que respeten el pH de la piel siempre es una buena opción; hidratarse, beber mucha agua, llevar hábitos de una vida saludable, ejercitar el suelo pélvico y alargar el tiempo del juego previo al coito,  son también buenas opciones para combatir la sequedad vaginal.

¿Qué tipos de lubricantes hay?

Antes de nada, recordar que para mantener la salud femenina, es de suma importancia tener una higiene íntima adecuada. Por lo tanto, antes de utilizar cualquier tipo de lubricante para mujer, es conveniente limpiar la zona con unas toallitas húmedas íntimas, (hay que tener en cuenta que, en algunos casos, la textura y el tacto de papel higiénico puede llegar a producir rozaduras) o, con algún jabón especial que te ayude a mantener el pH natural de tu vagina.

Para una buena lubricación femenina, hay que tener en cuenta algunos factores primordiales. Dada la extensa variedad de productos disponibles la hora de escoger un buen lubricante íntimo se tendrá en cuenta: su composición y sus propiedades antibacterianas y desinfectantes.

Los lubricantes a base de agua suelen ser los que mejor humedecen la zona.  Además estos son fáciles de limpiar, por lo que, para la mayor parte de relaciones sexuales, son la opción idónea. No manchan, no dañan los condones, ni cualquier otro dispositivo que pueda usarse. Puede ser necesario aplicarlos más de una vez durante el acto sexual; los lubricantes a base de aceite suele ser a base de grasas vegetales y, pese a su elevado potencial hidratante, las manchas que dejan son difíciles de limpiar y pueden dañar el látex; los lubricantes a base de silicona, destacan por ser más densos, resbalar y durar más que los hechos a base de agua, son recomendables para el sexo anal aunque no se deben combinar con el látex, ya que podría dañarlo, y, los lubricantes con base de petróleo, cuyo uso debe ser únicamente externo.

De todos los anteriores, existen versiones que incluyen sabores y aromas, aunque estos suelen irritar más la vagina. Los modelos más recientes de lubricantes para mujer incluyen los lubricantes con certificado orgánico. Se trata de productos orgánicos, es decir, que no poseen ningún tipo de aditivos ni derivados químicos, que tienen una doble acción: lubricar e hidratar.

Lubricantes femeninos para la menopausia 

La sequedad vaginal, no afecta solo a las mujeres que han llegado a la menopausia, pero sí que algunos cambios que se producen durante esta etapa favorecen su aparición al reducirse durante ese periodo los niveles de estrógenos. La menopausia contribuye a que ese proceso hormonal no prolifere. Con la edad los tejidos vaginales pueden no estar bien lubricados lo que impide a la mujer mantener una vagina saludable. Hay muchos tratamientos para la resequedad vaginal, aunque se debe recordar que una higiene correcta de la zona vaginal es primordial antes de aplicar cualquier tipo de producto íntimo. Si se padece de sequedad vaginal, es conveniente evitar jabones y lociones que incluyan fragancias o sabores.

Para las mujeres que tengan la menopausia y padezcan de sequedad vaginal, los principales métodos que pueden usar, son los geles lubricantes para mujer y cremas de hidratación vaginales. Estos a menudo aportarán a la zona íntima una sensación de humedad durante varias horas. Por lo general, se pueden comprar sin recetas médicas. Además, de cualquier tratamiento es conveniente utilizar algún lubricante diario para mujer sobre todo en las relaciones sexuales. Preferiblemente deben ser de agua ya que estos son los que menos irritaciones suelen causar.

En algunos casos también pueden tomarse otro tipo de productos como óvulos, píldoras o parches encargados de liberar estrógenos directamente en la zona vaginal, logrando una mejora en la lubricación de la mujer y paliando los sofocos u otros síntomas de la menopausia.

La mayoría de estos productos poseen una acción preventiva y calmante que hidrata el aparato genital femenino para acabar con las molestias ocasionadas por las sensaciones de dolor, picazón, ardor y enrojecimiento. 

¿Dónde comprar lubricantes para mujer?

En el mercado pueden encontrarse multitud de marcas y tipos de geles lubricantes con los que conseguirá aliviar los síntomas de la sequedad vaginal en la mayoría de los casos gracias a marcar de calidad como: Cumlaude, Gine Canesten, Isdin o Muvagyn. Sin embargo, si las molestias no mejoran, es conveniente solicitar atención médica. Desde la parafarmacia online Ironbody, comprar lubricantes para mujer y otros productos para combatir la sequedad vaginal, es muy rápido y seguro. Consultando este catálogo encontrarás una amplia gama de productos destinados a combatir la sequedad vaginal a un precio asequible. Desde los geles lubricantes más reconocidos y efectivos como  Vaginesil hasta los últimos tratamientos de estrógenos con los óvulos de Hyltrin, encuentra el producto que mejor se adapte a tus necesidades más íntimas.

Utilizamos cookies. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso  + Más Información

Aceptar