Carrito

Cerrar

Finalizar compra

To be determined Envío
0,00 € Total

No products

Finalizar compra

Filtros

Cerrar

Pilas

Hay 12 productos.

Los aparatos electrónicos de medición necesitan pilas para mantenerse encendidos y realizar correctamente su trabajo, pero trabajan con diferentes pilas. Por ello, en este catálogo Duracell ofrece múltiples posibilidades que se adaptan a los requisitos de los mismos.

Filtrar
Mostrando 1 - 12 de 12 productos

¿Cómo funcionan las pilas?

Las pilas eléctricas son un dispositivo que posee un contenido en energía química que se convierte en energía eléctrica mediante un proceso químico momentáneo, en el cual se renuevan sus moléculas constituyentes mientras están siendo alteradas por la transformación de la energía. Se las considera un generador de energía primario por su simple funcionamiento, dado que se conecta a dos polos o bornes, de los cuales uno es positivo y el otro es negativo, que hacen pasar de forma directa la energía al aparato.

Esta fuente de electricidad posee una estructura compuesta de dos electrodos de tipo metálico que están disueltos en una disolución con capacidad de conducir la electricidad. Su composición suele contener metales pesados como el zinc, mercurio, plomo y cadmio. Actualmente, en el mercado se pueden encontrar de dos tipos, las desechables y las recargables, siendo más común el uso de las primeras en los aparatos caseros para la medición de la tensión, de la temperatura o en los aparatos de audición.

¿Qué pila necesita cada aparato de medición?

Antes de seleccionar las pilas para el aparato de medición, hay que conocer las opciones que hay y cuáles son las específicas para el mismo, por sus mismas necesidades energéticas. La marca Duracell ofrece distintas opciones, de las que se hablará a continuación. En primer lugar, encontramos las pilas de botón, con una potencia de tres voltios, que se distinguen por un número que puede ser el 2016, 2025 o 2032 que indica cuál es su tamaño y la duración de su energía. En este caso, las más pequeñas son las más presentes en aparatos de medición de la temperatura, como son los termómetros electrónicos, en los cuales no es habitual cambiar la pila cada poco tiempo o las pulseras de actividad porque imitan a los relojes normales.

En segundo lugar, están las pilas de cilindro de tipo alcalino son desechables, con dos tipos de tamaños las doble A y las triple A, con un voltaje de 1,5 V, que no pueden estar sometidas a altas temperaturas puesto que estas aceleran las reacciones químicas de su interior. En este caso, son las más utilizadas en termómetros más grandes o en tensiómetros de pulsera o para brazo con monitor.

Y, finalmente, están las baterías Duracell Activair Hearing Haid del tipo 312  o las pilas Duracell Activais Hearing Aid del tipo 10 con una energía de 1.45 Voltios, que al ser más pequeñas que las pilas de botón habituales, se adaptan perfectamente a las necesidades de energía y al tamaño del audífono. Sus paquetes contienen seis pilas, para una mayor despreocupación, su concentración de energía las convierte en fuentes de energía de larga duración y contienen el sistema de lengüeta EasyTab que facilita su inserción dentro del compartimento del audífono y, otra ventaja, es que se codifican por colores para identificarlas de manera más fácil.

¿Por qué se deben reciclar las pilas cuando se han gastado?

Reciclar las pilas es esencial no solo para ser sostenibles, sino también para contribuir a un mundo más limpio y a mejorar el ecosistema que nos rodea. Su composición química contiene varios contaminantes entre los que están el zinc, el plomo, el cadmio y el mercurio, que no pueden ir con el resto de basura normal porque esta se incinera o se deposita en grandes vertederos, lo que ocasiona que los metales pesados como el mercurio lleguen al medio y puedan perjudicar tanto a animales como a plantas.  Y, por tanto, acabar en el cuerpo del hombre, pues una sola pila alcalina puede contaminar alrededor de 160.000 litros de agua.

Los tipos de pilas más utilizadas son las pilas de botón, comunes en audífonos o termómetros que, a pesar de su pequeño tamaño, son más contaminantes que las cilíndricas y, por ello, junto a las demás deben ser depositadas directamente en los puntos limpios de la ciudad destinados al reciclaje de las mismas.

Una vez se han depositado en estos, las mismas van a una planta de reciclaje especial para pilas y baterías de todo tipo, por ejemplo, las de los móviles, en donde son sometidas y trituradas a partir de varios procesos mecánicos bajo la refrigeración del nitrógeno para que no se liberen los átomos contaminantes. Finalmente, durante este proceso hidrometalúrgico, pasan por una canaleta vibratoria que mediante el agua va separando los metales férreos de los no férreos que contiene su polvo interior, así como el plástico y el papel.

¿Dónde comprar pilas para aparatos de medición?

Los aparatos de medición y audífonos necesitan energía duradera para su correcto funcionamiento. Por ello, en el catálogo online de Ironbody se pueden comprar pilas de marcas como Duracell que garantizan una mayor duración que las de marca blanca o las de grandes superficies, así como tienden menos a sufrir el proceso de sulfatación.

Utilizamos cookies. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso  + Más Información

Aceptar